Área de Terapias Manuales

Masaje terapéutico y deportivo

 

“El masaje puede realizarse solo o como complemento de otras tearpias para mejorar la salud, como por ejemplo dietoterapia, ejercicio o meditación”

Definición

En general cuando se habla de Masaje Terapéutico nos referimos a las manipulaciones sobre el músculo y tejidos blandos, de muy diversas formas. Conjunto de movimientos ejecutados con las manos y un agente vehicular-aceite o crema- sobre la superficie corporal. La combinación de estos movimientos más o menos intensos, rítmicos y profundos, homogéneos o no, producen como resultado final un efecto calmante, relajante y una sensación de energía renovada en el cuerpo.

Los objetivos que se persiguen y los efectos que produce la técnica van de la mano, confluyen en un mismo punto, eliminar o atenuar el dolor y mejorar la calidad de vida.

Hay un dicho popular que reza, “donde hay movimiento, hay vida”. El masaje induce al movimiento de todo el cuerpo, los líquidos, el tejido, la piel, facilitando la eliminación de los elementos de desecho.

Los orígenes del masaje se remontan a la época de las cavernas, se evidencia en algunas pinturas rupestres que muestran a gente masajeando a otra. El masaje es un saber ancestral, inherente -diría yo- al ser humano. Todas las culturas primitivas tienen en su haber, estas prácticas como elemento curativo. Y las más refinadas, a lo largo de la historia, también. Ya los antiguos egipcios y los persas usaban el masaje con fines cosméticos y terapéuticos, mezclando grasas, hierbas, aceites y resinas. En la civilización griega las virtudes del masaje fueron propugnadas por los mejores pensadores de la época y los romanos incluyeron el masaje a las rutinas aplicadas en los baños. La cultura japonesa heredó de la china todo un sistema de masaje impregnado de la medicina tradicional china, con puntos de presión, etc..

Digamos que en la actualidad hay dos tendencias de masaje bien diferenciadas; las de tradición oriental y la de tradición occidental, que es la que nos ocupa. El Masaje terapéutico como tal, empezó a fraguarse en el siglo XIX debido a la popularidad que alcanzó en Europa, esta técnica, acuñada con el término “Masaje sueco”.

En cuanto a la administración de las sesiones, va depender de la dolencia que presente la persona. Pero, en principio se recomiendan un mínimo de cuatro sesiones una vez por semana, en algunos casos, dos por semana. Para establecer cierta continuidad, profundidad y resultado.
El masaje está indicado para todo tipo de personas, y de todas las edades. Dependiendo de la edad, dependerá el tiempo y la intensidad que se empleé en la sesión. Normalmente, en niños y en ancianos, un poquito menos que en adultos. Las sesiones suelen ser de 50 minutos.

Sus aplicaciones

 

· Artrosis

· Contracturas, tortícolis, etc.

· Embarazo

· Osteoporosis

· Incrementar flujo sanguíneo y oxigenación

· Trastornos circulatorios

· Eliminación de toxinas

· Eliminación de estrés y/o ansiedad

· Estreñimiento

· Fibromialgia

· Fatiga crónica

· Lumbalgia, cervicalgia, rígidez muscular, etc

· Disminuir grasa estancada – Celulitis

· Dar mayor flexibilidad a los músculos

· Tratar cefaleas o migrañas por tensión nerviosa

Solicita más información