Área de Terapias Manuales

Drenaje Linfatico

 

“La acción del Drenaje Linfático Manual es múltiple. Actúa como drenante, sedante, relajante muscular e influye positivamente en el sistema inmunitario”

Definición

EL SISTEMA LINFÁTICO es el segundo de a bordo del sistema circulatorio. Está formado por una serie de órganos y un sistema tubular (vasos linfáticos) cada uno de ellos con estructuras y funciones bien diferenciadas.

En los órganos linfáticos se forman unas células llamadas linfocitos que desempeñan un papel fundamental en los mecanismos defensivos de nuestro organismo.

La función general del Sistema Linfático es filtrar el líquido tisular (tejido) y devolverlo al torrente sanguíneo.

No existe mecanismo de bombeo, por lo que el movimiento de la linfa es lento y depende de la contracción de los músculos esqueléticos, las contracciones peristálticas y las pulsaciones de las arterias cercanas.

El Drenaje Linfático Manual (DLM) nace, entonces, como una técnica lenta de bombeo para empujar la linfa (líquido del sistema linfático) y ayudar así con movimientos, (siempre de empuje, lentos y largos de la piel) a fluir por los vasos linfáticos.

Así pues, el DLM trabaja con “la carga linfática”, es decir, los elementos que contiene la linfa: masa líquida, proteínas, grasas (procedentes de la circulación linfática intestinal), células muertas, células presentes en el torrente sanguíneo, etc.

NUMERO DE SESIONES

La pauta de tratamiento en cuanto a la frecuencia y la duración en el tiempo va a depender del tipo de “trastorno” a tratar.

Para empezar a ver resultados se necesitan un mínimo de 5 sesiones, una vez por semana. Para un tratamiento con DLM después de una liposucción, 2 ó 3 sesiones por semana.

En casos de aplicación DLM antes de una intervención (para preparar al organismo) y después (para ayudar a restablecerlo), 2 sesiones por semana sería lo recomendable.

Principales efectos del DLM

 

DRENANTE

Como su propio nombre indica. Se influye sobre la presión que hay en el tejido para que el capilar linfático recoja la carga linfática. A su vez hay una vasoconstricción del capilar sanguíneo con lo cual hay menos filtración hacia el tejido.

SEDANTE

Con las manipulaciones de drenaje actuamos sobre el sistema nervioso parasimpático, que es el que nos permite descansar. Potenciando así la relajación e inhibiendo los estímulos dolorosos.

DEFENSA

Actúa sobre el sistema inmunológico.

RELAJACIÓN MUSCULAR

Equilibra el tono muscular, en toda la musculatura esquelética en general. Restablece la movilidad intestinal.

Sus aplicaciones

Especialmente está indicado en edemas.

Solicita más información