¿QUÉ ES ESBIA?
ESBIA (Escáner Biointegral Avanzado) Es un sistema de análisis no lineal de diagnostico no invasivo, que a través de los inductores magnéticos (auriculares), emite y recibe señales de muy baja frecuencia, desde 1.8 Hz (huesos, dientes, piel) hasta 8.2 Hz (corteza cerebral, retina, nervio óptico). Estas señales son inaudibles ya que están fuera del espectro de sonidos que el ser humano puede oír entre 20 Hz y 20 kHz.
Utiliza la resonancia de ondas de luz, óptica y acústica con el objetivo de escanear y detectar el estado funcional del cuerpo humano y rastrear la información de las diferentes estructuras biológicas (desde los órganos, tejidos, células, hasta el nivel molecular) estableciendo donde se encuentran las alteraciones que se pueden producir, o que ya se han producido en enfermedades físicas. Por lo tanto, ayuda en la evaluación de las tendencias patológicas y nos ofrece la posibilidad de hacer una visión precoz antes de que surja tanto el síntoma como la enfermedad. Actúa también como sistema de corrección, ya que el equipo emite y envía señales de corrección para intentar restablecer el equilibrio bioenergético. Nos permite además actuar de manera anticipada ya que muchas veces el síntoma aun no está presente, pero sí existe la enfermedad latente.


EVALUACIÓN Y ANÁLISIS Y TRATAMIENTO
Mediante el sistema ESBIA y después de un interrogatorio exhaustivo (Anamnesis) podemos tener una evaluación y análisis de las tendencias patológicas y perfiles de riesgo. Es posible conocer si el proceso analizado está en fase crónica o aguda, determinando su comportamiento en el futuro y ayudando así a establecer el tratamiento más adecuado. Cuando existan, se mostrará un listado de patologías en orden decreciente de probabilidad. Incluye listado e información con las frecuencias de bacterias, virus, parásitos, hongos, helmintos.
Una vez completado el análisis inicial nos muestra los sistemas, estructuras y subestructuras del cuerpo que presentan desequilibrios y alteraciones, permitiendo la opción de tratarlos a continuación, aplicando diferentes técnicas de tratamiento, como son la dieta, la homeopatía, fitoterapia, suplementación ortomolecular, flores de Bach, par biomagnético, etc.