Área de Naturopatía

Fitoterapia

“La naturaleza proporciona las sustancias que contienen los ingredientes necesarios para curar las dolencias de la humanidad.”

Definición

La Fitoterapia ha sido ampliamente utilizada a lo largo de la historia y consiste en el tratamiento de las enfermedades mediante plantas medicinales, basadas en la investigación y la experimentación de sus efectos y propiedades; Existen varios centenares de plantas con acción terapéutica probada.

La enfermedad se define como el resultado de la violación intencional o no, de las leyes de la naturaleza, de manera que el único camino por el que se puede restablecer la salud consiste en ayudar a la naturaleza en el proceso curativo a través de la eliminación de venenos y toxinas mediante los canales naturales del cuerpo.

La filosofía de la fitoterapia se centra en que el uso de toda la planta es más efectivo que el uso de sus partes, ya sea para la curación como para la prevención de enfermedades.

Las plantas que utiliza la fitoterapia contienen componentes activos utilizados para el tratamiento de diversos males. Estos remedios naturales expresan su poder curativo y son presentados en el mercado farmacéutico o en herboristerías bajo diferentes presentaciones.

Se obtienen maravillosos resultados sin efectos secundarios, a diferencia de la medicina alopática o tradicional.

Por lo general, se recomienda utilizar la fitoterapia a partir de los diez años de edad según sea el caso

La sesión, como todas las demás Terapias, será diferente en función de la persona, ya que cada tratamiento es personalizado.

Por regla general empezaremos con una entrevista en la que se determinará el motivo de consulta del usuario y a partir de la cuál la sesión seguirá una dirección hacia un tipo de tratamiento u otro.

Sus aplicaciones

Las hierbas medicinales de todo tipo constituyen la base del tratamiento fitoterapéutico.

Ahora bien, tales plantas pueden presentarse de diferentes formas según el mal a tratar o según le resulte más cómodo o más agradable a cada persona. Además pueden actuar terapéuticamente sobre el organismo, ya sea por su aplicación externa o interna.

Se podría decir que no existe dolencia o enfermedad en la que no se proponga una mejoría o una solución con algún preparado fitoterápico. Las aplicaciones de la fitoterapia son innumerables pero podemos resumirlos en:

· Ciertos trastornos crónicos: depresión, ansiedad, hipertensión, diabetes, asma, alergias, artritis, etc.

· Males transitorios no graves: dermatitis, cefaleas, trastornos menstruales, etc.

· Alivio de síntomas concretos: tos, picores, astenia, dolor reumático, etc.

Solicita más información