Área de Naturopatía

Flores de Bach

 

“La terapia con flores de Bach entiende que la enfermedad física como la consecuencia de un desequilibrio emocional profundo, aunque evidentemente teniendo en cuenta todas las excepciones.”

Definición

El uso y las propiedades de la Terapia floral de Bach es en la actualidad, conocido y extendido.

La terapia de las flores de Bach fue desarrollada por el Doctor Edward Bach hace más de medio siglo. Este sistema se centra en las propiedades de 38 esencias florales que abarcan todo nuestro sistema emocional y nos ayudan a corregir aquellas emociones (miedo, angustia, soledad, etc… ) que son causa de desequilibrio.

Sin embargo, a menudo pasamos por alto el beneficio que las flores de Bach tienen sobre la salud física y no sólo emocional, de quién las toma.

La terapia con flores de Bach entiende que la enfermedad física como la consecuencia de un desequilibrio emocional profundo, aunque evidentemente teniendo en cuenta todas las excepciones.

Desde esta perspectiva, la enfermedad física concreta es un síntoma más que el terapeuta obtiene sobre el desarreglo emocional del paciente. En ese sentido, el tratamiento floral se dirige siempre al cuadro emocional concreto del paciente que, en definitiva, es el origen del problema, incluso cuando la manifestación es física.

De esta forma, una vez tratada y reequilibrada la pauta emocional disfuncional o negativa, los desarreglos físicos que se pueden haber originado como consecuencia de dicha disfunción se corrigen y, en la mayoría de los casos, desaparecen.

La práctica nos ha ido demostrando su eficacia en el tratamiento de trastornos de diferentes características. Las flores de Bach se utilizan de dos formas:

· A través de la aplicación local de las flores de bach, es decir, aplicando directamente la esencia floral indicada en la zona afectada ya sea en forma cremas, colirios o compresas.

· Con la ingesta de flores por vía oral escogiendo la flor relacionada con el síntoma físico. Esta aplicación resulta útil en mareos, alergias y otros síntomas físicos que a menudo tienen un origen también emocional.

Sus aplicaciones

 

Veamos a continuación algunas de las aplicaciones más frecuentes de distintas esencias:

BEECH.

Esta flor está indicada contra todos los casos de intolerancia. Así es muy recomendable en casos de afecciones cutáneas agudas, en alergias y sus diferentes manifestaciones (eccemas alérgicos, afecciones cutáneas, rinitis, etc), también puede ser de ayuda en casos de trasplantes de órganos (en la ayuda a la aceptación del órgano ) o de implantación de prótesis.

CRAB APPLE.

Esta flor está relacionada con la impureza, así que nos será de gran ayuda en cualquier tipo de infección, procesos víricos o bacteriológicos o en caso de picaduras y contagios.

OLIVE.

El olivo es perfecto contra todos los casos de agotamiento. Esta flor se prescribe en casos de agotamiento extremo y falta de energía debido la realización de sobreesfuerzos tanto de una persona, como de un órgano o extremidad.

Solicita más información