Área de Homeopatía

Homeopatía

 

“Una de las características esenciales de la Homeopatía es el ser una terapia personalizada ya que tiene en cuenta los síntomas que presenta y la persona a tratar. Además, puede ser utilizada por cualquier persona, ya que carece de efectos secundarios.”

Definición

A modo de definición, el dolor es una sensación desagradable producida por estímulos de diversos tipos sobre terminaciones nerviosas que hay repartidas por todo el cuerpo, produciendo mal estar y sufrimiento. Es una señal, un aviso protector del organismo, como un signo de alarma, que indica que tenemos que prestar atención sobre la zona donde este se manifiesta. Aun así, algunas veces, la zona donde se manifiesta, no se corresponde con el “verdadero mal”, así pues ésta se podría definir como una zona refleja. Un ejemplo concreto sería en aquellos casos donde hay una afección hepática o biliar y el dolor puede reflejarse sobre la parte superior de la espalda.

El dolor no se manifiesta por una única causa, así pues se pueden realizar clasificaciones en función de sus causas; como son los típicos dolores posturales por malos hábitos de postura en el trabajo, el dolor producido por un traumatismo, el que aparece en función de determinados movimientos, el que genera determinada enfermedad (el reumático), o por cualquier otra afección.

La homeopatía es una terapéutica que por la alta dilución de sus fármacos, puede ser utilizada en cualquier momento evolutivo: en niños, adultos y ancianos. Y en términos generales, en cualquiera de los diferentes estados que el ser humano pueda experimentar, (por ejemplo, el embarazo) dado que carece de efectos secundarios.

Una de las características esenciales de la homeopatía en el tema que nos ocupa, es que es una terapia personalizada ya que tiene en cuenta los diferentes aspectos del dolor, e idiosincrásica ya que de la misma manera, tiene en cuenta las diversas maneras en que las personas lo experimentan.

La elección del medicamento homeopático, será en función de los síntomas que presenta la persona a tratar. Con la valoración de todos ellos, se administrará el medicamento homeopático más adecuado para la persona en concreto, de ahí, la idiosincrasia de la que se hablaba anteriormente.

Algunos ejemplos pueden ayudar a entender como funciona la terapéutica homeopática; así pues, algunas de las características a tener en cuenta a la hora de la elección del medicamento son:

  • · La valoración de cómo mejora o agrava el dolor: hay personas que mejoran con el calor, en cambio hay otras que lo hacen con el frío, de la misma manera, otras mejoran o agravan con los cambios de estación, y otras con el movimiento o el reposo.
  • · La valoración de las sensaciones y reacciones que el dolor genera: Algunos son irresistibles causando en la persona irritabilidad, desesperación, o bien una terrible sensación de que su mal no tiene solución.

Así pues, cada medicamento está especializado en función de las características del dolor, si este es producido por una torcedura o un golpe, uno de los mejores medicamentos homeopáticos es Árnica, sobre todo cuando hay inflamación, dolor y hematoma. Dependiendo de las mejorías y agravaciones por ejemplo Rhus tox es un buen medicamento para aquellos dolores que se calman con el movimiento y el calor, lo contrario encontraríamos con Bryonia que mejora en reposo o con la anulación total del movimiento.

Sus aplicaciones

 

Solicita más información