Área de Naturopatía

Naturopatía Funcional

“La naturopatía funcional trabaja con oligoelementos, sales de schüssler y organoterapia”

Definición

Oligoelementos

Para que nuestro organismo pueda funcionar adecuadamente es fundamental que cada órgano reciba las cantidades de carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales necesarios para el armónico trabajo de cada célula.

Los oligoelementos, como su nombre lo indica, son aquellos minerales necesarios para el desarrollo armónico celular, pero requeridos en muy pequeñas cantidades.

A pesar de estas ínfimas cantidades, los oligoelementos son imprescindibles para la mayoría de las reacciones bioquímicas del organismo; de tal forma que ellos intervienen en la síntesis de las hormonas, en la digestión de los alimentos, en la reproducción celular y en el sistema de defensa del cuerpo.

Organoterapia

Método terapéutico que utiliza órganos de animales sanos para producir una estimulación específica sobre el órgano humano afectado.

El doctor Tetau, ya a finales del siglo XX, dirigió una serie de investigaciones que llevaron a concluir lo siguiente: ciertos órganos, diluidos y preparados según el método homeopático, tienen una acción comparable a las de ciertas sustancias farmacológicas como son la cortisona, hormonas tiroideas, etc.

Se trata, por tanto, de una terapia afín a la homeopatía, por utilizar dosis infinitesimales. La organoterapia, al igual que la homeopatía, es reactiva, pues busca una estimulación o regulación mediante la administración del organoterápico análogo al tejido enfermo.

Las sales de Schüssler

Es una terapia que emplea un total de doce sales inorgánicas que ejercen una acción bioquímica para poner en marcha actividades fisiológicas debilitadas o alteradas.

Este método se basa en el hecho fisiológico de que tanto la estructura como la vitalidad de los órganos del cuerpo dependen de ciertas cantidades proporcionales de constituyentes inorgánicos, que son necesarias para su mantenimiento y correcto funcionamiento. Una determinada sal se encuentra en un órgano, lugar o tejido específico en una concentración determinada debido a que está ejerciendo sobre ellos una acción bioquímica.

Sus aplicaciones

· El actual sistema de vida occidental y la industrialización indiscriminada del sector de los alimentos han hecho que muchas personas no consuman la cantidad de oligoelementos necesarias; esto hace que muchas de las enfermedades conocidas como crónicas sean también resultado de éste déficit. Por ejemplo, los estados de cansancio permanente, la rinitis, la sinusitis, el asma, la depresión, el insomnio, las migrañas, los dolores reumáticos y los dolores abdominales crónicos son algunas de las condiciones que se benefician, entre otras, de la terapia con oligoelementos.

· La organoterapia se utiliza principalmente para tratar aquellos órganos que necesitan una estimulación debido a que su funcionamiento está debilitado, como es el caso, por ejemplo, del páncreas en la diabetes.

· Cualquier alteración de las sales en los tejidos vivos origina una enfermedad que puede reequilibrarse mediante la administración de las mismas en cantidades muy pequeñas. La afinidad del tejido en cuestión por la sal correspondiente hace que esta sustancia llegue a su lugar de acción, debilitado por la carencia de dicha sal.

Solicita más información