Área de Terapias Manuales

Reflexología podal

 

“Esta técnica milenaria estimula estos puntos reflejos para conseguir una acción indirecta sobre los diferentes órganos del cuerpo afectados.”

Definición

La Reflexología Podal como su propio nombre índica trata las zonas reflejas de ambos pies.

En la Reflexología podal nos encontramos todos los sistemas orgánicos y zonas corporales reflejados. Cuando la persona tiene trastornos orgánicos o dolores corporales podemos detectarlo con los dedos, como zonas de dolor o molestias en los pies o en forma de “cristalitos” (depósitos de cristales de ácido úrico u otras toxinas).

Como en el pie hay una zona refleja para cada parte del cuerpo, es posible establecer en que medida funciona correctamente o no, un órgano o una parte determinada del cuerpo.

La Reflexología Podal tiene un efecto depurativo y desintoxicante importante. Es por está razón que después de la sesión y durante aproximadamente 48 horas el cuerpo empieza la depuración de los órganos y la eliminación de toxinas provocando distintas síntomas como dolor generalizado o de cabeza; sensación generalizada de agotamiento y cansancio. O incluso pueden aparecer antiguas dolencias que ya se creían curadas, pero que se encontraban en estado latente.

Sus aplicaciones

 

La Reflexología Podal está indicada para…

Como su propio nombre indica. Se influye sobre la presión que hay en el tejido para que el capilar linfático recoja la carga linfática. A su vez hay una vasoconstricción del capilar sanguíneo con lo cual hay menos filtración hacia el tejido.

La Reflexología Podal está contraindicada…

En caso de fiebres y enfermedades infecciosas. En trombosis venosas agudas. Infecciones linfáticas agudas. En caso de hongos en los pies. En la enfermedad de Sudeck en el pie (Atrofia ósea aguda). En embarazos con riesgo de aborto. En osteoporosis resultante de tumores y cuando es necesaria la cirugía.

Solicita más información