Artículo por el centro de bienestar integral, ISMET

También conocido como VHS, consta de dos subtipos, Herpes Simple 1 y Herpes Simple 2 que se encuentran presentes, según la OMS, en más del 80% de la población mundial. Muchos de los que están infectados no desarrollan síntomas y estos, cuando ocurren, pueden incluir ampollas acuosas en la piel o membranas mucosas de la boca, labios, nariz o genitales. (1)
Podría parecer que, si esta es toda la gravedad sintomatológica, este virus no tiene mayor importancia que la incomodidad y la afectación estética, sin embargo, el Herpes Simple también es causante de la meningoencefalitis o la ceguera corneal (2)
Si a esto le sumamos que, si bien la célula objetivo de este subtipo de herpes son las mucoepiteliales, y que se esconde (latencia) en las neuronas del sistema nervioso, no resulta de extrañar que exista una relación entre este virus y enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, el patógeno interactúa con los componentes y receptores de las lipoproteínas, lo que puede conducir al desarrollo de esta enfermedad (3)
En 2011, científicos de la Universidad de Manchester demostraron que el tratamiento de células infectadas con HSV1 con agentes antivirales disminuyó la acumulación de β-amiloide y proteína tau, y también disminuyó la replicación de VHS-1. (4)
Aquí no acaba la cosa, se sospecha que el VHS también puede estar presente en numerosas patologías como neurinomas (tumores del sistema nervioso), ateroesclerosis (anomalías en paredes arteriales que pueden conllevar a un estrechamiento de las mismas), meningitis de Mollaret, encefalitis, neurálgias a nivel facial (trigémino) o de suelo pélvico e incluso esclerosis múltiple y lateral amiotrófica.
Una peculiaridad de los herpes, sobre todo de aquellos cuya latencia de produce en las células nerviosas (Alphaherpesviridae), es que evitan el proceso natural de muerte celular, es decir, mantienen su “célula refugio” viva por tiempo indeterminado para poder seguir extendiéndose al resto del organismo y sostener la infección. La terapia con campos magnéticos parece ofrecer resultados prometedores ante este tipo de patógenos, ayudando a regular los procesos fisiológicos e inducir a la apoptosis de las células infectadas, (5) y dando así soporte al sistema inmunitario para lograr la disminución de los síntomas y reduciendo el riesgo de la aparición de las enfermedades antes mencionadas.

En el centro bienestar integral ISMET, somos pioneros en el estudio sobre los efectos del biomagnetismo y del par biomagnético para el tratamiento coadyuvante en enfermedades asociadas a los virus herpéticos, donde su profesor en Biomagnetismo y terapeuta, Axel Marco, se dedica desde 2017 a la búsqueda e investigación de nuevos y efectivos protocolos para conseguir minimizar los síntomas, prevenir su progresión y obtener mejor calidad de vida a quien los padece.


Bibliografía:

  • 1-Ryan KJ, Ray CG, ed. (2004). Sherris Medical Microbiology (4th edición). McGraw Hill. pp. 555–62. ISBN 978-0-8385-8529-0.
  • 2- Darougar, S.; Wishart, M. S.; Viswalingam, N. D. (enero de 1985). «Epidemiological and clinical features of primary herpes simplex virus ocular infection». British journal of Ophtalmology (BMJ Publishing Group) 69 (1): 2-6. PMID 3965025
  • 3- Dobson CB, Itzhaki RF (1999). “Herpes simplex virus type 1 and Alzheimer’s disease”. Neurobiol. Aging. 20 (4): 457–65. doi:10.1016/S0197-4580(99)00055-X. PMID 10604441. S2CID 23633290
  • 4- Wozniak MA, Frost AL, Preston CM, Itzhaki RF (2011). “Antivirals Reduce the Formation of Key Alzheimer’s Disease Molecules in Cell Cultures Acutely Infected with Herpes Simplex Virus Type 1”. PLOS ONE. 6 (10): e25152. Bibcode:2011PLoSO…625152W. doi:10.1371/journal.pone.0025152. PMC 3189195. PMID 22003387.
  • 5- DIONETTO, P.; D’OVIDO, M.; FRANZ, S. Treatment of Herpes Zoster with LLLT and magnetotherapy. Laser Therapy, 1994, vol. 6, no 1, p. 35.